Juan José Millás,Elia Barceló, Karina Sainz Borgo,Mila Mendoza, Martha Golondrina entre otros escritores, participaron en la Feria del libro en Fuerteventura

Juan José Millás con su nuevo libro, El escritor y tú. Karina Sainz Borgo con su libro, La hija de la española, presentada por el conocido escritor y crítico Antonio López. Mila Mendoza con su novela, Amacoy, fantasmas del viento y su poemario, Derivaciones del amor, quien participó con la Librería Targoror. Martha Golondrina con su libro, Lava en el corazón. Fueron algunos de los participantes de la Feria Insular del libro en Fuerteventura que cumplía 30 años haciendo florecer la lectura.

El sonido de las olas, el fuerte viento que caracteriza a esta Isla Canaria y los susurradores de poesía callejeros fueron el marco para el comienzo de la feria. El pregón del conocido escritor Alexis Ravelo dio inicio a la Conferencia inaugural con una reflexión hedonista acerca del presente y el futuro del libro.

Entre danzas, cuentos infantiles espectáculos y más, transcurrieron cinco días de actividades, talleres de escritura creativa, recitales poéticos y muchas presentaciones de autores. Niños y adultos disfrutaron de la magia de los libros en el Palacio de Formación y Congresos, en esta bella isla Canaria, Fuerteventura.

Inauguración de la Feria del libro en Fuerteventura

El pasacalles Palabras por un tubo dió inicio a una nueva edición de la Feria del Libro de Fuerteventura. Los susurradores de poesía fueron los encargados de inaugurar el programa, que comenzó el día 5, y se extenderá hasta el domingo, día 9, en Puerto del Rosario. En total, una veintena de autores participarán en la fiesta de los libros, que tendrá su sede en la Plaza del Palacio de Formación y Congresos de Puerto del Rosario. Unas 40 actividades amenizarán las cinco jornadas de la agenda cultural majorera. Además, este año la feria celebra sus primeras tres décadas de vida y por eso se ha elegido como lema La fiesta de los libros cumple 30 años. Lectores, libros y escritores.

Originariamente, los susurradores (les soufflers) fueron un grupo de artistas franceses que salieron a las calles de París a susurrar poemas al oído de la gente para contrarrestar la crisis política, social y cultural que estaban viviendo. Este grupo popularizó este gesto por todo el mundo. La acción de susurrar es una acción poética que invita a detenerse para disfrutar de la belleza de las palabras. Los susurradores son los tubos de cartón que los artistas usan para transmitir las poesías y los textos que se recitan al oído. Este espectáculo, que comenzó a partir de las 19.00 horas en la playa de los Pozos, corrió a cargo de la compañía madrileña Generación Teatro.

Me susurraron nuevas poesías, e ideas para continuar con mi escritura. Las musas están en el fuerte viento del norte de Fuerteventura.


Fuerteventura y Miguel de Unamuno.

Empiezo a escribir estas notas… en esta isla de Fuerteventura, una de las que se llamaron Afortunadas. Y de veras que es afortunada, a pesar de la resignada sed que mortifica a su tierra, pues que no hay en ella ni cine, ni equipos de football, ni bueyescautos o como se diga. Ni pita el tren, sino que pasa solemne y pausado, el camello… Mar y cielo le están cantando a esta sedienta isla la canción silenciosa del largo sueño sin despertar. p.153

Fuerteventura es una Isla donde estuvo confinado por 4 meses Miguel de Unamuno. El escritor y profesor de la Universidad de Salamanca, debido a sus enfrentamientos con la dictadura de Primo de Rivera por las críticas a la situación política en España, vivió durante 4 meses en Fuerteventura, en el año de 1924 y más que un castigo, su estancia en la isla resultó al escritor todo un regalo.

Los espero en Fuerteventura del 5 al 9 de junio, en la Feria insular del libro. Estaré firmando mis libros el Viernes y Sábado a partir de las 6 de la tarde hasta las 9 de la noche.

Mila Mendoza presenta sus libros en la Feria insular de Fuerteventura.

Los días 7 y 8 ,desde las 18 a las 21 horas ,Mila Mendoza firmará sus libros en el stand de la librería Targoror.

La escritora Mila Mendoza se presentará en la Feria Insular del libro del 5  al 9 de Junio, que se realizará en el Palacio de Formación y congresos en Puerto Rosario, Fuerteventura. Islas Canarias, España.

       Mila estará firmando sus libros el día viernes 7  y sábado 8  desde las 18 hasta las 21 horas,  en el stand de la librería Targoror.

         Tras la publicación de su novela Amacoy, fantasmas del viento, escrita en Fuerteventura y editada en Sevilla,   Mila Mendoza incursiona en la poesía con Derivaciones del amor. Un nuevo libro que muestra la íntima conexión entre las vivencias de la autora y los textos.

        Para Mila Mendoza, la palabra poética funciona como catarsis de las emociones. Escribir para exorcizar la desdicha, para mantener vivo el sentimiento que ya se ha ido, o, tal vez, para glorificar esa fuerza transformadora que es el amor, pareciera el propósito de este conjunto de versos.

         La experiencia vivificante del amor en la madurez de la vida es celebrada en sus versos: “Eres el verano dorado de mi otoño/ Cuando pensaba que el invierno pronto llegaría”. La atracción erótica conlleva a la transgresión de las leyes sociales, permitiendo el encuentro de los enamorados sin distinción de jerarquías ni razas. Exaltar el cuerpo del amado, describir el despertar del deseo y la entrega incondicional a partir de imágenes eróticas y sensuales es parte del imaginario de la poetisa.

         Dice la escritora en su introducción: ¨Mis versos fueron escritos para aquellos que amé y que formaron parte de mi vida. Ahora se los regalo al mundo, los lanzo a volar con el viento del norte, hasta que lleguen a otros amantes, quienes posiblemente los podrán utilizar en cualquiera de las derivaciones del amor y, cuando abran el libro, ábranse también a la vida, al sentimiento, a los gritos entrecortados, a los muslos entrelazados, a los pies tocándose, al llanto y a la desesperación. Siéntanse vivos! Y a ustedes mis amores espero que al leerlos me recuerden y se reconozcan en mis poemas”.

Mila Mendoza participó  recientemente con , Derivaciones del amor, en la Feria de Sevilla el 23 de mayo hasta el 2 de junio de 2019, firmando ejemplares para sus lectores

         Derivaciones del amor, con ilustraciones de Sol Mendoza, bajo la asesoría literaria de la Profesora Carmen Virginia Carrillo y la asesoría de comunicación e imagen de IMarie Núñez, fue editado por Caligrama de Penguin Random House Grupo Editorial y se encuentra a la venta en Amazon, Casa del Libro, Kobo, El Corte Inglés y Google Play.

De su libro Amacoy, fantasmas del viento, escrito en Fuerteventura y publicado en Sevilla,  dice el novelista Mario Szichman.

¨Amacoy tiene, sin duda, una narrativa espontánea, que lleva a soñar con mitos y leyendas, pero en el marco de realidades profundas que dejan su huella en el personaje y los lectores.

Cuando la protagonista pregunta en su sitio de origen: “¿Quiénes son los Amacoy?”, le responden: “Simplemente son leyendas de la selva de una tribu fantasma que aparece con un fuerte viento frío, todos se pintan de blanco y desaparecen rápidamente”.


Mario Szichman, periodista y escritor argentino, redactó el prólogo de Amacoy y le dedicó una de sus últimas reseñas, dos meses antes de fallecer:

“Ignoro cómo ha hecho Milagros Mendoza para desdoblarse en ese personaje, ‘la mujer elemento’, que nos cuenta sus dramas, sus triunfos, sus fracasos, su desesperación, siempre a viva voz. Y con una autenticidad que demuele todas las objeciones. Esquivando lo trillado, lo previsible, lo encasillado.

La mujer elemento nos habla de sus amantes, de su familia, de su país, de sus eventos, de sus encuentros, de sus escasos momentos de paz, de los sempiternos momentos de acecho. No hay repliegues, o lugares donde esconderse. No hay simulación, o presagio. Es imposible anticipar lo que ocurrirá en la próxima página, en el siguiente episodio”.

Definitivamente, Hay en Amacoy una sensualidad, un amor por la vida, una persistencia de afectos, de admiración por la tierra de gracia que obliga al lector a rendirse ante la voz de la autora.

Todo un éxito la presentación del poemario, Derivaciones del amor de Mila Mendoza, en Sevilla.

!Gracias a Rolando Nuñez por hacer este bello video, para la presentación de mi poemario Derivaciones del amor, en la Feria del libro, en Sevilla. Una imagen vale más que mil palabras y Rolando Nuñez, profesional calificado de nuestro país Venezuela, en el área cinematográfica y TV, lo demuestra una vez más.

Flamenco, Olé y Derivaciones del Amor en Sevilla.

LA MAESTRANZA DE SEVILLA.

Torero, una de las poesías de mi libro Derivaciones del amor. En Sevilla el 23 de Mayo.

Toma el capote torero
que viene un toro de estrellas a embestirte de colores.

No corras al burladero, pon banderilla de fuego al lomo de ese animal.

Coloca un piquete en la frente, hazle un pase de costado, juégale una girondina
que eres experto en amores y sabes llevar a engaño.

Toma tu capa torero,
que el toro lleva el amor enredado entre los cachos y si te llega a coger
no podrás quedar a salvo de esa cornada mortal.

Te partirá el corazón
en esa tarde de sol.
Y brillarán los rojos de sol y sombra.

Soñarás con el triunfo
de dos orejas cortadas, de darle vuelta a la plaza, entre claveles y oles.
Y que te griten “Torero” y te tiren de beber.

Toma la espada torero, remata en dura faena
a ese brioso animal.
No dejes que la pasión llegue al fondo de tu ser.

Hay que vencer al amor y ganarte un “Matador!”

Pero lo mio es de pasión, entrega, desamor y en mi poemario, hablo de enfrentar ese toro que es el amor.

Palpito a través del tiempo

Me basto conmigo para estar acompañada,
Para silenciar mis ruidos cuando me aturdo de tanto pensar.
Para apagar mis luces cuando están encendidas
y caer en la oscuridad que algunas veces necesito.
Me basto conmigo, las palabras de los otros me distraen, me aburren, me cansan.
Me gusta mi soledad, escuchar y fundirme con los trinos de los pájaros, un ocaso,el ruido del mar, el vaivén de las olas un paisaje verde ,la contemplación de la naturaleza,
entonces mis ruidos se aplacan, el alma sonríe y vive,la energía regresa a mis entrañas y siento que palpito a través del tiempo infinito. ©Mila Mendoza. www.milamendoza.com

La Guardia, Margarita.

Mi nuevo libro

IMG_9917

quotation-marks-left

 

 

Escribir para exorcizar la desdicha, para mantener vivo el sentimiento que ya se ha ido o, tal vez, para glorificar esa fuerza transformadora que es el amor es el propósito de este conjunto de versos de Mila Mendoza.

quotation-marks-right

Mis indígenas Pemones…

Mis indígenas pemones al grito de libertad se enfrentan a bayonetas con la orden de matar.

Y como en tiempos antaño luchando contra opresor detienen a los soldados con flechas al corazón.

1546605003-104958284am28647-1No son las armas de un pueblo que siempre a buscado paz, es el  hambre que los impulsa a  encontrar migas de pan, que les niega este gobierno del Narco dictador que solo engorda el y su entorno a fuerza de represión.

Se come el alimento de todos se roba el Oro y las tierras, el dinero del petróleo y “que por revolución “

Y un país que era tan rico, como mi gran Venezuela lo han convertido en la suela de la bota del cubano.

¡Pero esto ya pronto acaba me lo dijeron mis indios que cual fantasmas acechan buscando la solución !

MILA MENDOZA

Pemón

El chamán sube a la loma, siente el viento en su cara, achitum sopla fuerte y peina la paja que cubre la inmensidad de la sabana. Allí escucha el llamado de Makunaima, el héroe creador, que le cuenta que Kanaima, espíritu de mal, ha tomado la forma de un hombre vestido de verde. Este ha llegado con otros de lejos, de más allá del Cuyuní, del Caroní y del mismo Orinoco, con botas, armas y sus mochilas de muerte a traer el odio de aquellos que dan las órdenes en el palacio rojo.

Sale el pemón temprano de la churuata, su paso ligero es acompañado por el sol del oriente. Sabe que ya el convoy pasó frente al kukenán, montaña sagrada, que observa con su corona de nubes y su falda de selva. Dejaron atrás Luepa y luego el paso de Kamá Merú. Avanzan para evitar que llegue la ayuda, esa que enviaron otros hombres de lugares remotos, de Brasil y de más allá.

Se acerca el grupo de la tribu a la alcabala, los esperan guardias armados, fusiles y ametralladoras enfrentan arcos y flechas. Ellos, los indígenas, dueños originarios de la sabana, hablan fuerte y sostienen la mirada, como altiva es su esencia y firme su orgullo pemón. En la ingenuidad de los hombres de bien enfrentan al mal sin saber que ya la orden ha sido dada, sin importar etnias ni razas, creencias o rituales. Cobardemente la tropa dispara al pueblo pemón en sus propios predios ancestrales.

En la noche llegan otros, ocultos en autobuses amarillos que ya no transportan la inocencia del alumno de la escuela ni las luces de sus maestros. Ahora avanzan con otros pasajeros que vienen a enfrentar a los que siempre han estado allí, desde la amplia sabana del misterioso Roraima hasta el impresionante Auyantepuy, de donde cae el Kerepakupai Merú para unirse al Churún, magnifico e imponente como altar de dioses.

La montaña los mira y tiembla de rabia frente a la desigual batalla. Salta el chamán y sale de su trance. El amor de la india queda huérfano, ahora es viuda de su hombre, maltratado por las armas de su propio país, esas que no temen al Dios cristiano ni a los espíritus ancestrales de las tribus. Muere el pemón y cae sobre la tierra acida de la Gran Sabana. Muere para vivir en la esperanza y en la inspiración de otros.

Pemón, tu que aprendiste de Adepötorü, tu padre, a defender el orgullo de la raza originaria de estas tierras, que perseguiste a Kaikuse, el jaguar, más allá de los nacientes del Yuruaní, corre ahora en lo inmenso de Itöypon, de Itüyita, de la sabana milenaria, toma el aweku dulce que te ofrece la colmena, esa que se raja para untar el casabe, como hacia Kesepame cuando llevaba a los niños en tiempo de hambre. ¿Qué haces, Sewai? ¿Dónde está tu hermanito, Sewai? No volverá Kesepame, no volverá.

Corre a lo ancho de esta inmensidad Pemón. Verás pasar este tiempo como pasan las tormentas en las cumbres del Akopán o del Ilú. Y volverá a salir el sol, aunque el Aponwao se crezca y el Carrao se desborde en su camino al Caroní, aguas abajo hacia el Orinoco, corriente ancha que va al Mar Caribe, el que sabes que existe pero que no has visto jamás. Porque tu playa siempre fue la laguna, esa que tiene la espuma blanca que se va dorando cuando le da el sol al caer la tarde.

Volverás acompañando a los mawari, espíritus de los muertos, sobre el campamento furtivo de aquellos hombres viles que perforan las entrañas de tu tierra y contaminan tus ríos para extraer las riquezas del arco minero, sin importar la obra de la naturaleza que esculpió el más bello de los paisajes, el más hermoso de los escenarios del mundo.

Canta tu canción de sabana pemón y baila tus danzas, el Parichara y el Tukui. No quedará impune la insolente planta que profano tus suelos. Mientras la brisa arrulle los pastos habrá esperanza, siempre allí, como jaspe de quebrada, cuarzo de cascada, granito de catarata.

Una india bonita, Amanon Wiriki, enjuga sus lágrimas y mira al cielo de la Guayana profunda. El joven sale del conuco y la busca, hacen kachiri y beben juntos. Y allí se van contando las leyendas de sus pueblos en taurepán y en arecuna. Pero hoy no hablan de Kueka, pemón Taure Pam que fue convertido en piedra por buscar a la mujer más bella de la comunidad Macuchíes, irrespetando las normas de Makunaima.

Ahora cuentan las historias de los héroes de su tribu, esos que regaron con su sangre la sabana ancha. Hablan de resistencia, Apötönüto, comparten el sueño de libertad, Ariwonnöto, y se proponen ver juntos el Ayukato, ese nuevo amanecer de Venezuela, en la ribera del río que ocultó sus besos, frente al viejo tepuy que guardó su amor entre las nubes que pasan y las nieblas perpetuas de su cumbre.

LUCIO HERRERA GUBAIRA
A %d blogueros les gusta esto: