Las lunas de mis pechos aguardan
a que mi amante descanse entre ellas y surjan de nuevo las estrellas después de reposar en mi regazo.

Te ofrezco el descanso anhelado
el sueño eterno del amante enamorado la dulzura de las mieles escondidas
mi naturaleza salvaje desnuda y vacía para que tú la llenes con tu esencia
de hombre, de años y rutas vividas.

Tu experiencia acumulada para mí
mi sabiduría milenaria reservada para ti.

Te ofrezco un mundo nuevo
un nuevo orden, una nueva forma de amarse un regazo donde descansar.
Mis dos lunas aguardan por ti.

MILA MENDOZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .